NORUEGA COMBATE DESECHOS PLÁSTICOS

Share Button

por Gabriel Rumor

En su empeño por combatir la proliferación de los desechos plásticos, Noruega ha obtenido con una recompensa a los usuarios la devolución casi total de los envases.

Compactar para reciclar

Compactar para reciclar

La Repubblica romana refiere que el sistema, llamado DRS en los países escandinavos y Alemania (por el acrónimo inglés deposit-refund system), comienza a funcionar cuando al cancelar un refresco o agua mineral, el ciudadano paga un sobreprecio de unos doce céntimos si se trata de una botella pequeña con capacidad de hasta medio litro y 31 céntimos cuando contiene desde 75 centilitros hasta dos litros.

Cambias plástico por dinero

Cambias plástico por dinero

Tras el consumo, el cliente devuelve al negocio el envase vacío, lo entrega al cajero o, más frecuentemente, a una máquina automática que reconoce el tipo de botella y recibe un comprobante que le sirve para recuperar una parte de su inversión.

Los resultados han sido excelentes y hasta mejores que en los países vecinos, dice el matutino, porque el 96% de las botellas es devuelto y reciclado. Desde luego, mucho más satisfactorios que en el Reino Unido, que apenas recupera el 57% en los contenedores urbanos, y ni hablar de los Estados Unidos, que sólo reciclan el 13% y el restante va directamente a los basureros municipales y estatales o, peor todavía, a contaminar los ríos, mares y océanos.

Educación temprana en reciclaje otra clave del modelo noruego

Educación temprana en reciclaje otra clave del modelo noruego

Lo interesante es que el éxito de los países nórdicos no ha pasado desapercibido de las autoridades británicas y en Francia se habla de su introducción en breve plazo.

Caracas, mayo 2018.

Share Button