Pescado Negro contra el crimen

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor

Para combatir la pesca ilegal se alza ahora el Pescado Negro, “Blackfish”,  un batallón de sabuesos aficionados que combinan el disfrute vacacional con la lucha contra esa manifestación del crimen organizado.  

1The_Black_Fish_logo,_low_resolution,_March_2013

Uno de sus recursos es, por ejemplo, introducirse de manera subrepticia en las bodegas de barcos sospechosos de actividades ilícitas para fotografiar las enormes redes, que pueden a veces medir veinte kilómetros con la amplitud de un edificio de diez pisos, responsables de la terrible destrucción de las reservas ictiológicas en los océanos del planeta.

Foto Cortesia de Chris Grodotzki-The Blackfish

Foto Cortesia de Chris Grodotzki-The Blackfish

Son los aliados providenciales del Proyecto Escala lanzado en 2013 por la INTERPOL en un intento por yugular un comercio ilegal estimado anualmente en 23 millardos de dólares, tanto o incluso más atractivo que el narcotráfico o el contrabando de armas o petróleo, por la ineficacia de los controles.

El beneficio –refiere el Guardian londinense- está en relación directa a la rareza de las especies, por lo que las autoridades en Italia sospechan que la Mafia se halla detrás de la pesca ilegal del atún azul del Atlántico; que el caviar ruso es explotado por gangs, igual que los huevos de tortuga en el litoral de Costa Rica y el abulón de Sudáfrica, muy codiciado en la cocina asiática, mientras que, en Escocia, delincuentes este-europeos estarían electrocutando almejas por un valor hasta de cien mil dólares diarios.

Inspectora en costas de Sicilia

Inspectora en costas de Sicilia

Son criminales sofisticados, explica el funcionario de Interpol a cargo del proyecto, porque disponen de consejeros legales y contables y tienen dinero suficiente para sobornar a quien se cruce en su camino; mas no a Wietse Van der Werf, un joven ingeniero holandés que pasó varios años persiguiendo balleneros japoneses en el Antártico antes de fundar en Amsterdam su propia organización, con un préstamo de 350 euros de su mamá.

 

Wietse Van der Werf

Wietse Van der Werf

La suya es la historia de quien  creció en la protección animal, desde que a los ocho años descubrió en un estanque los restos de patos decapitados y, a la salida del colegio, regresó para apedrear las ventanas del granjero culpable; ya adolescente, se involucró en campañas directas para la protección de los bosques y se hizo vegetariano y, al cumplir 25 años, se incorporó a la Sociedad Conservacionista de Pastores Marinos para boicotear a los buques balleneros japoneses.   

 Parte del equipo de The Black Fish. Foto: The Black Fish

Parte del equipo de The Black Fish. Foto: The Black Fish

Pescado Negro funciona como una agencia de espionaje marítima que se ha expandido rápidamente por toda Europa, con equipos que trabajan de incógnito del Báltico al norte de Africa, apoyados en el reducido equipo de un abogado experto en derechos humanos, una enfermera, un científico forense, un cartero y un chofer del subterráneo de Londres.

Entrenamiento de la Red de Ciudadanos. Foto BlackFish

Entrenamiento de la Red de Ciudadanos. Foto BlackFish

En el verano pasado, Wietse inauguró la quizás más importante y difícil etapa de su estrategia, con el objetivo de conformar una Red de Ciudadanos Inspectores de 150 miembros, unidos por el objetivo común de identificar pesqueros que emplean equipos ilegales y conformar denuncias con la suficiente fuerza legal para meterlos tras las rejas.

Caracas marzo 2016

 

 

Share Button