Nidos de amor para los hipocampos

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor. Varsovia, febrero 2013

219

Desde que los conservacionistas del zoológico de Londres descubrieron que los hipocampos necesitan de cierta intimidad para el cortejo, han ideado una suerte de suites nupciales donde pueden aparearse en plena discreción, en un experimento tan exitoso que ha permitido exportar más de 300 de estos curiosos animalitos, protegidos por la ley en el Reino Unido, a diversas instituciones en el resto de Europa.

Aunque la iniciativa se inició hace ya casi veinte años, desde esta semana el público puede apreciar en acción a los especialistas en lo que constituye, en estricto sentido, una tarea de celestinaje, porque se trata de identificar a la pareja que revela afinidad y separarla del resto de un grupo donde, siempre, surge algún rival interesado en sabotear sus relaciones.

Foto cortesía  de www.nuestromar.com

Foto cortesía de www.nuestromar.com

Es una conducta fácil de detectar, porque los hipocampos acostumbran reunirse desde las primeras luces de la primavera, entrelazándose en un baile y paseando frenéticamente por el fondo del acuario, y la minuciosidad de los conservacionistas ha llegado hasta diseñar tanques de formas especiales que reproducen las corrientes oceánicas para favorecer el apareamiento.

Foto cortesia de KASHMIR

Foto cortesia de KASHMIR

Y luego hay bien poco de qué ocuparse, pues los hipocampos son por lo general monógamos (aunque se aprecian casos de coqueteo hasta con parejas del mismo sexo) que vivirán en paz y armonía en el mismo tanque hasta el resto de sus días, con los machos a cargo de la gestación de hasta 1.500 huevos que la hembra deposita en una bolsa abdominal y de los cuales apenas una ínfima porción logra sobrevivir en el ambiente natural.

Cortesía de www.laideadedios.blogspot

Cortesía de www.laideadedios.blogspot

Es una experiencia que la doctora Heather Koldewey, directora del proyecto, presentará el próximo mes en una conferencia en Faro, Portugal, como alternativa al peligro real de extinción que  existe a escala mundial, debido a la pesca  intensiva de camarones, la contaminación y las características mismas de una especie que es mala nadadora y perece de agotamiento en las aguas turbulentas de los océanos.

Aquí les dejamos este foto de nuestra amiga y colaboradora Gaby Carías, instructora de buceo, fotógrafa, amante de nuestras especies y paisajes. La foto fue tomada en Isla Larga, Puerto Cabello, Estado Carabobo, Venezuela.

Foto cortesía Gaby Carías

Foto cortesía Gaby Carías

Share Button