Las arañas, útiles y pegajosas tejedoras

Share Button

Miramundo, por Gabriel Rumor, corresponsal internacional

Tela de araña, una obra tecnológica de la naturaleza

Tela de araña, una obra tecnológica de la naturaleza

Es gracias a las propiedades eléctricas del pegamento que recubre sus telas, como pueden las arañas capturar cualquier partícula, sin importar si es positiva o negativa, desde granos de polen y materiales contaminantes hasta insectos voladores.

Tal es el hallazgo que revela un artículo de la revista Naturwissenschaften, reproducido por el matutino británico Independent, que subraya su utilidad en el monitoreo ambiental con una fidelidad similar a la de los más costosos sensores industriales.

Para el profesor Fritz Vollrath, del departamento de zoología de la Universidad de Oxford y director del estudio, la recolección de las telas podrían servir, por ejemplo, para detectar los pesticidas nocivos para los enjambres de abejas, que corren ahora serio peligro; y lo fascinante, según él, es que esto puede deducirse de la mera observación de sus diseños, porque las arañas suelen crear en sus experimentos diferentes tipos de red según la droga que consumen, algunas muy bellas cuando se les inyecta LSD y otras espantosas si se les hace ingerir cafeína.

Utiles filtros de la naturaleza

Utiles filtros de la naturaleza

Los investigadores han hallado, también, que las redes pueden causar distorsiones locales en el campo electromagnético del planeta, porque actúan como discos conductores y que muchos insectos, como las abejas, son capaces de detectar pequeñas perturbaciones en los campos eléctricos de diferentes flores y otras abejas.

El profesor Vollarath precisa que las perturbaciones causadas por las telas-de-araña son de duración extremadamente breve y no está claro aún si los insectos pueden sentirlas antes de que aquellas se activen para atraparlos, aprovechándose de su carga estática.

Todo jardín tiene su tela de araña

Todo jardín tiene su tela de araña

Estas recientes revelaciones, concluye el diario londinense, viene a sumar un área adicional de interés al estudio de las industriosas arañas, junto a la multitud de trabajos ya en curso para utilizar sus secreciones como base de tendones artificiales y chalecos antibalas.

Varsovia, enero 2014.

 

Share Button