En tren de Beijing a New York, un reto de tecnología y ecología

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor, corresponsal internacional

Tren bala chino, con sus pro y contras, es modelo tecnológico.

Tren bala chino, con sus pro y contras, es modelo tecnológico.

En un plazo más o menos razonable podría viajarse desde China a los Estados Unidos en un tren que cubrirá en dos días los 13 mil kilómetros que, pasando por Alaska y Canadá, separan a Beijing de las principales ciudades norteamericanas, en un trayecto que incluirá un tramo sumergido de 200 kilómetros (!cuatro veces más largo que el chunnel entre Francia e Inglaterra!), bajo el estrecho de Bering.

La Repubblica romana y el Guardian londinense han reproducido informaciones aparecidas en la prensa de la capital china sobre los trabajos técnicos en curso para hacer realidad tan ambicioso proyecto

¿Un sueño?, En modo alguno, porque los ingenieros chinos ya han demostrado su capacidad para concretar otras ideas de similar complejidad. Como la línea férrea a mayor altitud del mundo, entre Beijing y Lhasa, la capital del Tibet y la conexión más larga de alta velocidad, que cubre en sólo ocho horas los 2.300 kilómetros entre Beijing y Guangzhou, la antigua Cantón.

Autopistas para tren bala, ojalá sea a favor del planeta

Autopistas para tren bala, ojalá sea a favor del planeta

En total, dentro de sus planes intensivos de desarrollo, la China ha construido ya 13 mil kilómetros de alta velocidad y planea añadir otros 25 mil hasta el año 2020, con una inversión total de 300 millardos de dólares…

 Es un esquema de una amplitud que corta la respiración, porque además incluye sendas conexiones con Londres, atravesando Siberia y Kazachtan, vía Moscú, Kiev, Varsovia, Berlin y París; otra desde la provincia occidental de Xinjiang con Alemania, a través de Kazachtan, Uzbekistán, Turkmenistan, Irán y Turquía, y un tercero que uniría la ciudad de Kunming a la isla de Singapur.

Imaginen llegar a la estación de trenes en Beijing y dos días después bajarse en New York

Imaginen llegar a la estación de trenes en Beijing y dos días después bajarse en New York

Ambos matutinos citan las revelaciones del experto ferrocarrilero Wang Mengshu, de la Academia China de Ingeniería, de las conversaciones que progresan con sus homólogos rusos, que habrían estado evaluando la idea desde hace mucho tiempo, y parece recomendable tomar el asunto en serio, cuando se considera que existe ya la tecnología necesaria y que no son los recursos financieros los que harán falta, dado el extraordinario desarrollo alcanzado en las recientes décadas por el coloso oriental.

Viajar en tren bala de Beijing a New York un reto que deseamos sea ecológico y no sólo tecnológico

Viajar en tren bala de Beijing a New York un reto que deseamos sea ecológico y no sólo tecnológico. Foto AFP

Habrá también que estar atentos de que estos adelantos vayan acompañados de tecnología con energías limpias y que promuevan la sostenibilidad ecológica en todas sus etapas, un enorme reto.

Varsovia, junio 2014.

Share Button