El Papa Francisco propone incluir el medio ambiente en obras de caridad

Share Button
Papa Francisco-Foto M. Brambatti -EFE

Papa Francisco-Foto M. Brambatti -EFE

El Papa Francisco propuso este jueves 1 de septiembre incluir el cuidado del medio ambiente dentro de las siete obras de misericordia tradicionales que se piden a los católicos, llevando su agenda ecologista a un nuevo nivel, completando el llamado de Jesús a dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al necesitado, vestir al desnudo, visitar al enfermo, socorrer a los presos y enterrar a los muertos.

Francisco hizo su ambiciosa propuesta con motivo del Día Mundial de la Oración por la Creación, que introdujo el año pasado en un intento de impulsar su campaña de protección medioambiental.

Encíclica Laudato Sii

Encíclica Laudato Sii

Voceros del Vaticano señalaron que la propuesta viene a profundizar la histórica encíclica “Laudato Sii”, que publicó Francisco el año pasado. “Los Cristianos y los no cristianos, las personas de fe y de buena voluntad, hemos de estar unidos en demostrar misericordia con nuestra casa común ―la tierra― y valorizar plenamente el mundo en el cual vivimos como lugar del compartir y de comunión”, dijo el papa..

En esta ocasión, el día de oración por el planeta el primero de septiembre coincide con el Jubileo de la Misericordia, un año en el que la Iglesia se centra en su labor compasiva. Durante el acto, se pidió a los fieles que practiquen las siete obras de misericordia corporales y espirituales, que aparecieron por primera vez en el Evangelio y fueron desarrolladas por filósofos y teólogos a lo largo de los siglos. Además de dar de comer al hambriento, incluyen aconsejar al que duda, instruir al ignorante y rezar a Dios por los vivos y los muertos.

La naturaleza como obra de misericordia

La naturaleza como obra de misericordia

El pontífice dijo que “toda persona que vive en este planeta” debería estar consciente de los sufrimientos de los menos afortunados y de la devastación del medio ambiente.

“Dios nos dio el don de un jardín exuberante, pero lo estamos convirtiendo en una superficie contaminada de escombros, desiertos y suciedad”, dijo citando “Laudato Si”, la encíclica de 184 páginas publicada en junio de 2015.

“La economía y la política, la sociedad y la cultura, no pueden están dominados solo por el pensamiento de beneficios financieros o electorales inmediatos o en el corto plazo”, escribió. “En su lugar, es necesario que se redirijan con urgencia hacia el bien común, que incluye la sostenibilidad y el cuidado de la creación”.

Francisco pidió a la humanidad que tome pasos concretos para cambiar el rumbo de las cosas, empezando por la devolución de lo que calificó como “deuda ecológica” que los países ricos tienen con los pobres. Reciclar, apagar las luces y compartir coche pueden ayudar, agregó.

Papa Francisco ecológico- Foto cortesía Aleteiatopic

Papa Francisco ecológico- Foto cortesía Aleteiatopic

“Pagar (la deuda) requerirá tratar el medio ambiente de las naciones más pobres con cuidado y proporcionar los recursos financieros y la ayuda técnica necesaria para ayudarles a enfrentar el cambio climático y promover el desarrollo sostenible”, agregó.

Finalmente, el Pontífice propuso que el cuidado del medio ambiente pase a ser un “complemento” a las siete obras de misericordia.

“Este mensaje es el siguiente paso lógico después (de la encíclica), porque nos muestra como interiorizar sus enseñanzas en nuestras vidas y en nuestro mundo”, manifestó el cardenal Peter Turkson, que ayudó a redactar la encíclica “Laudato Sii” y es el asesor del Papa en asuntos medioambientales.

Share Button