Del cielo llega la salvación a cultivos en Ginebra

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor, corresponsal internacional

Dron de UFA

Dron de UFA

En los alrededores de Ginebra, ha entrado en funciones una novedosa manera de control pesticida, bajo la forma de un dron telecomandado cuyas coordenadas por GPS le permiten triangular sembradíos de maíz, a una altura de veinte metros y 18 kilómetros por hora, y a intervalos regulares sembrar una cápsula de almidón repleta de larvas de Trichogramma.

larvas de Trichogramma.

De manera silenciosa, llega así del cielo la salvación contra las voraces plagas que se ceban en los cultivos, una vez que la humedad natural disuelve el envoltorio y libera un enjambre de avispas microscópicas que parasitan los huevos de los insectos dañinos; a un costo mucho menor que la administración manual de insecticidas y, por supuesto, sin sus nefastos efectos secundarios.

UFA

UFA

La idea, que atrae la atención de la Tribune de Geneve, se le ocurrió a John Schmalz, director del Círculo de Agricultores del cantón, asegurada por Semences UFA Auxiliares, una sociedad de Basilea cuyo representante se vanagloria de haber cubierto 5 hectáreas en sólo quince minutos – en lugar de la media hora que hubiese consumido manualmente la operación de una única hectárea- con el artefacto de 80 centímetros de diámetro que pesa apenas un kilo.

harina e maiz

El recurso de las larvas de Trichogramma es conocido desde hace más de un siglo, y en treinta países es ya moneda corriente el uso de nueve de sus especies para controlar pestes que atacan plantaciones de algodón, caña de azúcar, vegetales, remolacha azucarera, bosques y cerezales, pero su administración desde el cielo es un avance fenomenal, que reforzará la competividad de la lucha biológica en relación a los organismos genéticamente modificados y los insecticidas, afirma el profesor Francois Lefort, de la Alta Escuela de Paisajismo, Ingeniería y Arquitectura de Ginebra.

Pyral del maíz

Pyral del maíz

Así lo han verificado los campesinos en la Francia vecina, que esparcían las larvas de Trichogramma desde hace treinta años en parcelas mucho más extensas, y ahora se pliegan con entusiasmo al procedimiento, suministrado por una empresa del hexágono.

En la propia Suiza, los cantones de Vaud, Fribourg y Jura se sumaron a la experiencia ginebrina, con excelentes resultados que permitirán extenderla a otros cultivos, mientras que se proyecta emplear en los centros urbanos otras variedades de Trichogramma. en el combate contra las polillas de alimentos y vestidos

Varsovia agosto 2014

Share Button