Curioso efecto de las eólicas

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor Corresponsal Internacional

Granjas eólicas atraen peces

Granjas eólicas atraen peces

Las granjas eólicas costa-afuera, vilipendiadas por quienes les achacan todo género de daños ambientales y, de ñapa, ser muy feas y ruidosas, revelan ahora, según el Independent londinense, una faceta inesperada que agrega méritos a una de las fuentes de energía renovable más fascinantes en que cifra la humanidad sus esperanzas.

Y es que los molinos de viento parecen ser un imán para las focas, ávidas de la cantidad de peces y crustáceos que tienden a refugiarse en la base sumergida de sus estructuras, contrario a la conseja tan difundida de que eran atraídas a la muerte por  las gigantescas turbinas cuyo estruendo ahuyentaba, mientras tanto, a otros mamíferos marinos.

foca monje2_thumb[1]

Pero, al menos en las aguas británicas, según el reciente estudio de un equipo de investigadores de Inglaterra, Holanda y los Estados Unidos, publicado en el Current  Biology Journal, la adherencia de mejillones y percebes atrae bacalaos y pescadillas que, a su vez, sirven de alimento a las focas, constituyendo en un plazo no muy demorado un novedoso ecosistema muy dinámico.

La doctora Deborah Russell, del Instituto Oceánico Escocés de la Universidad de St. Andrews, ha explicado que se analizaron datos de tarjetas GPS para seguir desde 2008 los desplazamientos en el Mar del Norte de focas grises, algunas de las cuales se convirtieron en visitantes regulares de las granjas eólicas e incluso concentraron su actividad en  turbinas individuales, moviéndose con fluidez en la maraña de estructuras. 

eolicas1

En un caso particular, uno de los animales acudió varias veces a una instalación en las costas de North Norfolk y, de manera sorprendente, parecía navegar en linea recta en medio de las turbinas, como si detectase su potencial alimenticio, deteniéndose a comer en algunas determinadas.

El trabajo, patrocinado por el Departamento de Energía y Cambio Climático inglés, podría ser auspicioso para las hambrientas focas de litoral, ha explicado la doctora Russell al Independent, pero, así mismo, una dudosa bendición, pues se ignora aún si las granjas eólicas podrían devenir “trampas ecológicas” para las especies predadoras.

coral-91664_1280 (1)

Por ello alertó que no se descarta la posibilidad de impactos adversos de las estructuras en la vida marina pues el estudio sólo consideró el efecto de las granjas durante la fase operacional, aunque  es en su periodo de construcción cuando tienen los efectos negativos más dramáticos sobre los mamíferos acuáticos.

Varsovia, agosto 2014.

 

Share Button