Barilla, premia suculentas ideas de nutrición sustentable

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor, corresponsal internacional

Forum Internacional Barilla

En Italia, el conocido consorcio de pastas Barilla creó en 2009 un Centro para Comida y Nutrición, en el marco de sus actividades de relaciones públicas, que ha promovido este año un concurso donde estudiantes del mundo entero presentaron proyectos para alimentar al planeta de un modo sostenible.

La Repubblica romana informa que tomaron parte, al mismo tiempo, universitarios de países como Bangladesh, Nepal e Indonesia, donde la penuria es el pan cotidiano, y otros, como Canadá, los Estados Unidos o Inglaterra que  por el contrario, enfrentan el problema ya gravísimo de la obesidad.

BarillaCFN_02

Casi doscientas ideas –el triple del año anterior- llegaron a las oficinas en Milan: aplicaciones de smartphone para enseñar a vivir y comer, plataformas on-line para evitar el despilfarro de alimentos, empleo de plantas e insectos para nutrir a la humanidad entera, fueron algunas de las ideas apoyadas en la tecnología moderna para variar nuestros hábitos alimenticios.

Ganadores del concurso de ideas sobre nutricion sustentable de Barilla

Ganadores del concurso de ideas sobre nutricion sustentable de Barilla

Y los ganadores fueron tres muchachos de la Universidad de Dhaka, capital de Bangladesh donde seis millones de personas (el 40% de la población) vive en favelas, con su idea de VALUE+, una muy vasta red integrada que se ocupa de disminuir el costo de la comida y reducir el despilfarro, en un modelo que según el líder del equipo, Makame Mahmud, podría repetirse fácilmente en muchos países en desarrollo que conocen similares condiciones de insalubridad y miseria.

Makame Mahmud, lider del trío ganador de la Universidad de Dhaka, Bangladesh

Makame Mahmud, lider del trío ganador de la Universidad de Dhaka, Bangladesh

Tres estudiantes de la Universidad de Davis, en los Estados Unidos, propusieron un sistema  alternativo de cultivos a base de híbridos de sorgo y legumbres captadoras de nitrógeno para criar saltamontes destinados al consumo, como una forma de maximizar las cosechas y reducir el uso de recursos, la erosión y los costos.

 Giulia del Bosco y Francesca Cofini, lanzaron la idea del REFOOD

Giulia del Bosco y Francesca Cofini, lanzaron la idea del REFOOD

Dos chicas italianas,  Giulia del Bosco y Francesca Cofini, lanzaron la idea del REFOOD, para revender productos sobrantes de pequeños negocios cafés y panaderías, como una forma de devolverles dignidad y valor económico e influir en las conductas sociales.

Otro equipo italiano concibió un juego a fin de concientizar a jóvenes y ancianos del volumen de comida que desperdician en cada jornada; tres taiwaneses imaginaron una plataforma en Internet que informa de la cantidad y calidad de la comida en diferentes países para facilitar el intercambio, las transacciones y la ayuda en casos de pobres cosechas o escasez de bienes agrícolas; dos estudiantes de origen chino de la Universidad de British Columbia, Canadá, pensaron en un Comité Juvenil de Política Alimentaria que incluiría temas como salud, seguridad alimentaria e implicaciones sociales de la comida en la agenda académica, donde suelen ocupar hasta ahora un espacio secundario.

Concurso de ideas sobre nutricion sustentable del grupo Barilla

Concurso de ideas sobre nutricion sustentable del grupo Barilla

Del Instituto Tecnológico de Gazhiabad, India, llegó un programa para combatir la obesidad y estimular un estilo de vida más saludable; la Hassanudin University, Indonesia, lanzó la idea de un bizcocho de hojas de la moringa, un vegetal autóctono rico en vitamina A, contra la malnutrición infantil; dos estudiantes de origen polaco e italiano de la Universidad de Monfort, Inglaterra, plantearon el estímulo a una red de vecinos deseosos de intercambiar sus habilidades y recursos para una producción local y sostenida; y, finalmente, una pareja del Nepal encaró el problema de la distribución y accesibilidad de los alimentos entre las colectividades, a base del trueque de sus  respectivos renglones fundamentales en lugar del empeño  en una suerte de autarquía que tan sólo se traduce en ineficiencia y costos elevados.

 Varsovia, diciembre 2013.     

Share Button