¡Apadrine su animalito!

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor, corresponsal internacional 

La cebra espera sus padrinos, foto F.Grandin/MNHN

La cebra espera sus padrinos, foto F.Grandin/MNHN

El parque zoológico de París, en el bosque de Vincennes, reanudará sus actividades en la primavera del año próximo, en cinco grandes biozonas -Europa, Patagonia, Guayana, Sahel-Sudán y Madagascar- después de trabajos de remodelación iniciados en 2008 y ha lanzado una campaña de apadrinamiento de la vasta familia animal que conserva en sus 14 hectáreas del 12mo arrondisement de la capital francesa.

Neron, el león, foto F.Grandin/MNHN

Neron, el león, foto F.Grandin/MNHN

Le Figaro ha reproducido una selecta nómina con la idea de que los internautas designen sus mascotas, por una suma que va de 15 a mil euros deducibles de impuestos, entre el león Nerón, Lena el lince escandinavo, el jaguar brasilero Aramis, la jirafa Adelina o Wami el rinoceronte ;  cualquiera, en fin, de una treintena de especímenes disponible en la red.

Adelina, la jirafa, foto F.Grandin/MNHN

Adelina, la jirafa, foto F.Grandin/MNHN

Sus nombres no son fruto del azar, ni arbitrarios, porque como explica el director general del museo, Thomas Grenon, « los animales son también individuos a cabalidad » y la escogencia obedece a sus características temperamentales y a su específicidad respecto de los demás de su familia.

Oba, del grupo de otarias,  foto F.Grandin/MNHN

Oba, del grupo de otarias, foto F.Grandin/MNHN

Los participantes dispondrán de una relación privilegiada con su animal, con fichas de información e identidad y acceso gratuito al parque, cuya entrada cuesta en promedio 13 euros.

Aramis, el imponente jaguar,foto F.Grandin/MNHN

Aramis, el imponente jaguar,foto F.Grandin/MNHN

Se da por descontado que figuras como el jaguar, las cebras, los mandriles o los pinguinos atraerán la mayor popularidad, pero otros como la araña tarántula o la boa de Madagascar, fueron incluidos, según el director, para trasmitir la idea de que también ellos, aunque menos sexi, son esenciales para la biosfera.

Zelena, la lemur, foto F.Grandin/MNHN

Zelena, la lemur, foto F.Grandin/MNHN

Es una operación de filantropía hacia el gran público que permitirá también financiar programas de protección de especies amenazadas, ha precisado el profesor Grenon.

Lena, hermosa lince, foto F.Grandin/MNHN

Lena, hermosa lince, foto F.Grandin/MNHN

Se iría así contra un innegable filtro que funciona en todos nosotros y nos induce a clasificar a los animales entre bellos o repugnantes, beneficiosos o dañinos y sembrar la convicción de que incluso una biodiversidad que nos asusta tiene razón de respirar sobre el planeta.

El simpático pinguino,  foto F.Grandin/MNHN

El simpático pinguino, foto F.Grandin/MNHN

Varsovia diciembre 2013.

Share Button