Acuaponía, llave perfecta entre la cría de peces y el cultivo de plantas

Share Button

¿Te imaginas criar peces debajo de tu huerto urbano? Esta es la propuesta de la acuaponía, integrar la crianza de peces para ahorrar un 90% de agua y eliminar, al mismo tiempo, el uso de productos químicos tóxicos. Un sistema que se está desarrollando tanto para uso particular como para uso industrial.

El término acuaponía se deriva de la combinación de las palabras “acuicultura” (producción de organismos acuáticos) y ‘hidroponía’ (producción de plantas sin suelo). Es un sistema sustentable de producción de plantas y peces.

El sistema es el siguiente: los peces producen el compostaje o fertilizante de la tierra, una vez expulsan los desechos de lo que comen, ricos en nutrientes. Dicho de otra manera, las personas dan de comer a los peces para que estos den de comer, después, a las personas. El ciclo de la vida.

Así, el ‘fertilizante’ natural que expulsan los peces es bombeado hacia la parte superior, donde son absorbidos por las plantas. Al mismo tiempo, las raíces purifican el agua cuando retiran dichos nutrientes, el cual vuelve hacia abajo, a donde están los peces. De esta manera no hace falta introducir agua limpia cada semana.

Este sistema puede ahorrar hasta 90% de agua en relación con la agricultura convencional y eliminar completamente cualquier residuo que se pudiera generar, ya que es un sistema cerrado. Hoy día ya existen sistemas de este tipo tanto para la producción casera como para la producción a escala industrial.

acuaponia

Un sistema de acuaponía doméstico se puede instalar en el medio urbano, en un espacio libre de la casa, en un balcón, que reciba al menos 5 horas de sol al día.Los sistemas de acuaponía comerciales, a gran escala, son también fáciles de administrar y el productor tiene poco que controlar, tanto en producción de cultivos como de peces. Verduras, como por ejemplo la lechuga, se puede cosechar después de cuatro a seis semanas de ciclo corto.

Una técnica con historia.

La técnica del sistema integrado de cultivo de peces y hortalizas reproduce, en realidad, el ciclo natural de los nutrientes en cualquier ecosistema a pequeña escala. No se trata de algo nuevo de ahora: la acuaponía ya era conocida y utilizada hace miles de años por civilizaciones tan dispares como los aztecas o los chinos.

La idea básica detrás de la acuaponía se puede explicar de forma sencilla. Los desechos de los peces sirven como fertilizante para las plantas. De no ser así la toxicidad del agua impediría el desarrollo de los animales acuáticos debido a que se trata de un sistema cerrado. Gracias a un proceso de nitrificación los desechos son convertidos a nitritos y posteriormente a nitratos.

La acuaponía se conoce desde tiempos ancestrales. Sin embargo, no hay consenso sobre su origen, pudiendo surgir incluso en varias culturas de forma independiente. Actualmente representa una forma de producción sustentable que está comenzando a tener mucha importancia. Sobre todo porque implica disminuir las descargas de aguas residuales al medioambiente.

Una de los puntos fuertes de la acuaponía, y que ha sido poco explotado hasta ahora, es que permite utilizar agua dulce y agua salada. Para el segundo caso se deben introducir peces de agua salada y plantas que toleren elevadas concentraciones salinas. De esta manera se podrían producir algunos cultivos que tienen importancia como coberteras o forrajes.

Acuaponia tipo kit

Acuaponia tipo kit

Origen de la acuaponía

Otorgar el desarrollo inicial de la acuaponía a alguna de las culturas antiguas es arriesgado por la falta de evidencia contundente. Actualmente no existe acuerdo sobre donde se originó la acuaponía. De hecho, es posible que esta técnica fuese desarrollada por civilizaciones de América y Asia por cuenta propia.

Muchos autores atribuyen el origen de la acuaponía a los aztecas. Su argumento se basa en el desarrollo de las chinampas. Una chinampa es básicamente una isla agrícola de origen artificial. En la construcción de estas islas los aztecas presentaron gran maestría, al grado de convertir parte del Lago de Texcoco en zona cultivable.

En las chinampas los cultivos se producían sobre las islas, que estaban rodeadas por canales donde se realizaba la cría de peces. De esta manera podemos considerar a las chinampas como un sistema acuapónico de grandes dimensiones, cuyo éxito permitió el desarrollo de la cultura azteca en el centro de México.

Sin embargo, otros autores se decantan por China y Tailandia. En ambos países desde hace mucho tiempo se cultiva arroz y entre los arrozales se producen peces. Estos sistemas se han definido como sistemas de acuaponía temprana. También se consideran dentro de los sistemas acuapónicos de dimensiones considerables.

 

Acuaponia una simbiosis perfecta

Acuaponia una simbiosis perfecta

¿Qué peces debemos usar?

Los peces que se emplean en la acuaponía son generalmente tilapias, una especie que es muy resistente y capaz de soportar altas densidades de población. Aunque lo cierto es que el sistema acoge todo tipo de peces de agua dulce. Importante: este sistema funciona mejor en climas cálidos;

¿Qué necesitaremos?

Para llevar a cabo este sistema en casa son necesarios los siguientes elementos: un estanque para criar los peces; una bomba, encargada de transportar el agua con los nutrientes de los paces hacia arriba, donde se encuentra el cultivo hidropónico; canaletas donde plantaremos nuestro huerto, una tubería a través de la cual circule la solución y un sistema de filtrado para que las tuberías no se obstaculicen.

En cuanto al sustrato que emplearemos en este tipo de huertos, serán gravillas que pueden abarcar diferentes tamaños. El riego debe ser continuo, los sistemas de riego por goteo y similares no suelen funcionar bien.

Lo mejor de la acuaponía es que es totalmente ecológico, ya conseguimos un fertilizante no contaminante que es, además, totalmente natural.

Reglas básicas a que seguir en la acuaponía.

Siguiendo unas reglas básicas podrás montar y mantener tu propio sistema sin problemas.

  • Muy importante el tanque. Los tanques para peces son una elección muy importante en la acuaponía. Puede que cualquier tanque te funcione, pero si usas un tanque redondo con fondo plano o cónico te simplificaras la vida, ya que son más fáciles de limpiar.
  • La aireación y circulación del agua fundamental. Piensa en usar bombas de agua y de aire para garantizar que el agua tenga altos niveles de oxígeno disuelto y un buen movimiento de agua para que sus animales, bacterias y plantas se mantengan sanos. Usa la energía fotovoltaica cuando te sea posible, ya que cualquier corte eléctrico puede ser fatal para tu sistema.
  • La calidad del agua es crucial. El agua es vital en un sistema de acuaponía. Es el medio a través del cual se transportan todos los nutrientes esenciales a las plantas y donde viven los peces. Hay cinco parámetros de calidad del agua importantes que hay que seguir y controlar: oxígeno disuelto (5 mg/litro), pH (6-7), temperatura (18-30° C), nitrógeno total y alcalinidad del agua.
  • No hay que llenar mucho los tanques. La densidad recomendada es de 20 kg/1000 litros, lo que deja un área de crecimiento sustancial para las plantas.
  • No a la sobrealimentación. Alimenta a los peces todos los días, pero elimina cualquier alimento no consumido después de 30 minutos y ajusta la porción del día siguiente en consecuencia.
  • Elige y espacia las plantas con cuidado. Las hortalizas de hoja verde funcionan muy bien en acuaponía, junto con algunas hortalizas de fruto más populares, como tomates, pepinos y pimientos.
  • Buen equilibrio entre plantas y peces. Es importante contar con una fuente segura de plantas y peces jóvenes, así que asegúrate de tener en cuenta el suministro en la fase de planificación.

Cómo hacer un sistema de acuaponía casero.

Ventajas de acuaponía

La acuaponía es considerada como un sistema de producción sustentable debido a que presenta una serie de características benéficas para el medioambiente. Algunas de las ventajas son las siguientes:

Uso eficiente del agua

En los sistemas acuapónicos el agua es un recurso bien utilizado. Es el medio de vida de los peces y de las raíces de las plantas. Es decir, el agua se utiliza por partida doble. Pero mejor aún, el agua nitrificada por los desechos de los peces es limpiada en cierta medida por las plantas. De este modo no se saliniza el suelo en caso de tener que vaciarla.

Fertilización orgánica

Los desperdicios de los peces constituyen un fertilizante rico en nutrientes para las plantas. De esta manera es posible disminuir considerablemente el gasto en sales fertilizantes. Mejor aún, se pueden superar algunas de las certificaciones a productos orgánicos si se realiza un adecuado manejo del sistema acuapónico.

No se requiere suelo

En muchos lugares la calidad del suelo es deficiente e impide cosechar productos de buena calidad. Para zonas con problemas de suelo y también para zonas desérticas la acuaponía representa una alternativa interesante. También es un sistema que podría ser de mucho interés para cultivar en las ciudades, donde la tierra cultivable es prácticamente inexistente.

Cercanía a los mercados

Un sistema acuapónico se puede instalar en prácticamente cualquier lugar, incluyendo los centros de distribución de alimentos y mercados. De esta manera sería posible disminuir los gastos por conceptos de transporte. Pero además, se tendrían productos más frescos y de mejor calidad, al evitar daños poscosecha durante el transporte.

Desventajas de la acuaponía

Como cualquier sistema productivo la acuaponía también presenta ciertas desventajas. La magnitud de estas depende mucho del cuidado que se le ponga a cada detalle. Algunas pueden ser:

Costo inicial

Comenzar un proyecto de acuaponía tiene un costo inicial relativamente más alto que otros métodos de producción, tales como huertos en casa. Sin embargo, no es posible dar una cifra real porque esta va a depender del tamaño del sistema y del nivel tecnológico del mismo. Hay que considerar que se requieren bombas y artículos de plomería.

Éxito no asegurado

Sé que ningún sistema productivo presenta una tasa perfecta de éxito, pero en el caso de la acuaponía el porcentaje es bastante reducido. La cuestión es que muchos sistemas están estandarizados en gran medida. Sobre la hidroponía por ejemplo, hay mucha información al respecto. Con la acuaponía no resulta igual, falta mucha investigación y estandarización.

Múltiples puntos de falla

La acuaponía es relativamente más compleja que otros sistemas productivos por el hecho de que hay que estar al pendiente tanto de plantas como de animales. Esto implica que los puntos donde el sistema puede fallar sean más. Por un lado los peces pueden morir si no tienen las condiciones adecuadas, por el otro las plantas son susceptibles a patógenos.

Alimento para peces insostenible

El costo del alimento para los peces puede hacer que el sistema se vuelva insostenible económicamente hablando. Por tal motivo es importante asegurar el abasto de dicho alimento a un precio adecuado. En cierto momento, una vez instalado el sistema, podría convertirse en el factor más costoso de todo el sistema, por lo que hay que poner especial atención.

Aunque en inglés, aquí tienes un manual muy completo sobre acuaponía.

Fuentes: fao.org,  Ecoinventos.com, https://blogagricultura.com/acuaponia-sistema-produccion/

Share Button