El Manifiesto de la Reparación

Share Button

  1. Haz tus cosas más duraderas. Reparar significa dar a tus objetos una segunda oportunidad. No los tires. Remiéndalos. Repararlos no es anti-consumismo. Es, sencillamente anti-tirar-las-cosas sin motivo.
  2. Las cosas deberían diseñarse para ser reparadas. Diseñadores de productos: Hagan las cosas reparables. Compartan información clara e inteligible de sus productos para que la gente pueda repararlos. Clientes: Exijan productos reparables. Si no existen, pregunten por qué o busquen otros. Sean críticos e inquisitivos.
  3. Reparar no es reemplazar. Reemplazar es deshacerse de lo roto. Esta no es la clase de reparación de la que estamos hablando.
  4. Lo que no te mata, te hace más fuerte. Cada vez que reparamos un objeto, añadimos algo a su potencial, a su historia, a su alma y a su belleza inherente.
  5. Reparar es un reto creativo. Hacer reparaciones es bueno para la imaginación. El uso de nuevas técnicas, herramientas y materiales ofrece un mundo lleno de posibilidades, en lugar de callejones sin salida.
  6. Reparar traspasa las modas. Reparar no entiende ni de estilos, ni de tendencias. No hay fecha de caducidad para un objeto reparable.
  7. Reparar es descubrir. A medida que arreglas objetos, vas aprendiendo cosas sorprendentes sobre como funcionan. O porqué no lo hacen.
  8. Reparar, también incluso en tiempos de vacas gordas. Si crees que este manifiesto tiene algo que ver con la crisis, olvídalo. La cosa no va de dinero, va de mentalidad.
  9. Las cosas reparadas son únicas. Incluso las falsificaciones se convierten en originales cuando los reparas.
  10. Reparar significa independencia. No seas esclavo de la tecnología, domínala. Si algo se rompe, arréglalo y házlo más fuerte. Si ya eres el amo, anima a otros a que hagan lo mismo.
  11. Puedes reparar casi cualquier cosa, incluso una bolsa de plástico. Pero te recomendamos que uses bolsas más duraderas, y que la repares sólo en caso necesario.
Share Button