Mambas negras al rescate

Share Button

MIRAMUNDO por Gabriel Rumor

Una de las serpientes más mortíferas del planeta fue escogida hace tres años como símbolo de la patrulla integrada exclusivamente por mujeres en un parque natural de Sudáfrica, para hacer frente a los cazadores furtivos que diezman la población de rinocerontes, y ha recibido sendos premios de Gran Bretaña y las Naciones Unidas por sus excelentes resultados. 

Sudafrica, Mambas Negras

Sudafrica, Mambas Negras

El Guardian londinense informa que dos de sus miembros, Siphiwe Sithole y Felicia Mogakane, viajaron a la capital británica, para recibir el galardón de la ONG Helping Rhinos que reconoce su éxito en reducir las barreras entre las comunidades pobres y los parques reservados al turismo de alto costo, como el arma más poderosa contra los depredadores.

Siphiwe Situole

Siphiwe Situole

Felicia Mogakane

Felicia Mogakane

 

 

Con justa razón, por cierto, porque desde su creación, se ha registrado una disminución de la criminalidad del 76% en las 40 mil hectáreas privadas de la región de Balule, que bordea el parque nacional Kruger en la patria de Mandela, que además es refugio de zebras, hipopótamos, antílopes, jirafas, aves y una vasta gama de riqueza forestal.

Parque Nacional Kruger

Parque Nacional Kruger

Tan efectivas como los reptiles que envenenan anualmente a numerosos lugareños, estas Mambas Negras han removido miles de trampas, destruido diez campos de cazadores furtivos, tres cocinas de bosquimanos y arrestado media docena de intrusos, con tan glamorosos resultados que las autoridades sudafricanas han comenzado a imaginar la extensión del modelo a otras partes del país.   

En armonía con su entorno

En armonía con su entorno

El batallón que obtuvo en 2015 el Premio Campeones de la Tierra de la ONU, el mayor galardón en su género, fue ideado como una defensa sin armas cuando las patrullas armadas masculinas se revelaron impotentes para frenar la masacre de la fauna.

Batallón mambas negras

Batallón mambas negras

También, como una forma de elevar el nivel de ingreso de mujeres que, de otra forma, hubiesen llevado una vida estéril en sus poblados, y tras recibir seis semanas de entrenamiento paramilitar y educación en la selva comenzaron a colaborar junto a una treintena de guardias y un equipo de inteligencia para anticiparse a la acción de los cazadores.     

La cacería ilegal deja sus huellas

La cacería ilegal deja sus huellas

Sudáfrica alberga la mayor población de rinocerontes en el mundo, estimada en 19 mil individuos, que fueron perseguidos inicialmente por su carne y, después, por sus cuernos, presuntamente afrodisíacos, al punto de que los conservacionistas alertaron de que pudieran extinguirse en los próximos diez años.

Madre y bebe rinoceronte. Foto:  Klaus Wiese

Madre y bebe rinoceronte. Foto: Klaus Wiese

Y el problema es que más del 85% de la población local está desempleada y considera la caza de esos imponentes animales como la única manera de  vivir, así que su incorporación en las labores de custodia debería, así se piensa al menos, llevarlos a mirar desde otra perspectiva la preservación de la especie que estimula el empleo en las posadas de lujo. 

Las simpáticas y a la vez férreas mambas negras de Sudáfrica

Las simpáticas y a la vez férreas mambas negras de Sudáfrica

En síntesis, las Mambas Negras de Balule deberían devenir modelos de ascenso social para convencer a las comunidades tribales de que la guerra contra los depredadores será ganada con algo más que rifles, y para ello han emprendido un programa educativo adicional en diez escuelas de la región para que el mensaje llegue a los padres a través de sus hijos.

Caracas febrero 2016

Share Button