Yasuní, oro verde…para salvar la Selva Ecuatoriana

Share Button

Ecuador se ha sumado en estos días navideños al selecto grupo de países que siguen la iniciativa pionera e imaginativa que Costa Rica comenzó a instrumentar hace dos décadas para la conservación de su riquísimo patrimonio natural.
Según la información del Guardian londinense, un acuerdo fue suscrito para levantar un fondo, hasta ahora de 116 millones de dólares, que hará posible mantener un área de 1.870 kilómetros cuadrados al margen de la explotación de 900 millones de barriles de petróleo.
Esto hubiera entrañado daños irreparables a dos tribus indígenas y numerosas especies animales de la selva amazónica, amén de lanzar a la atmósfera más de 400 millones de toneladas de gas carbónico.
Los animadores de la iniciativa, bautizada Yasuní porque así se llama el parque nacional bajo protección, proclaman que ella podría modificar sustancialmente el régimen de preservación de los ambientes naturales, pues se trata de una alianza de autoridades locales europeas y gobiernos de varios continentes,  actores de Hollywood, cadenas de tiendas japonesas, compañías de gaseosas y fundaciones rusas que aportarían al Gobierno ecuatoriano la mitad de los 7.6 millardos de dólares que dejará de percibir por bloquear la producción petrolífera.
Solamente la región belga de Wallonia promete dos millones, un banquero neoyorkino donó su salario anual y se cuenta con el concurso de estrellas del cine como Bo Derek y Leonardo de Caprio y del ex – vicepresidente estadounidense Al Gore.
La idea no ha hecho la unanimidad, sin embargo, porque si bien el Gobierno alemán contribuye con 48 millones de dólares en asistencia técnica, su ministro de Desarrollo, Dirk Niebel, alertó sobre sus efectos perjudiciales para la actividad económica, y el entonces Premier Silvio Berlusconi fue criticado por condonar 51 millones de la deuda que Ecuador tenía con Italia, a manera de contribución.
Siempre según el Guardian, también los gobiernos de Chile, Colombia, Georgia, Turquía, Perú, España y Australia alimentarán el fondo con aportes de varios cientos de miles de dólares, mientras países petroleros como Nigeria, Gabón y Camerún han mostrado interés en proyectos similares que van más allá de la  cooperación financiera que hasta ahora se practicaba entre el primero y el tercer mundo.

Ecuador lanzó este llamado y se hizo eco en el mundo entero: SALVEMOS AL YASUNÍ!.

Gabriel Rumor, corresponsal internacional.
Toscana, enero 2012.

Share Button