¡UN OCÉANO…DE PLÁSTICO!

Share Button

Por Gabriel Rumor

Al ritmo actual de 400 kilos de desechos plásticos cada segundo, los océanos contendrán más porquería que peces a mediados de este siglo, ha sido la advertencia lanzada por  Federica Mogherini, Comisaria de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, durante la cuarta conferencia internacional organizada en Malta por la Unión para el Manejo de los Espacios Marítimos.

Plástico contaminante

Plástico contaminante

Durante dos días, refiere la TRIBUNE DE GENEVE, políticos, científicos y manifestantes ambientalistas concluyeron en Valleta un balance desastroso del estado de los océanos, cuyo símbolo más penoso pudiera ser la ballena varada en una playa filipina, rebosante de la basura que consumió hasta morir envenenada.

Cuando cada año escapan al reciclaje más de trescientos millones de toneladas de plástico es comprensible que ni siquiera los rincones más remotos escapen al nefasto contagio.

Así ocurre, por ejemplo, con la isla Henderson, de las Pitcairn británicas en el Pacífico, a cinco mil kilómetros del más próximo lugar habitado,  poseedora de una de las reservas de coral mejor preservadas del planeta, donde se ha encontrado hasta 671 objetos de plástico por metro cuadrado en playas que eran prístinas cuando desembarcó el capitán Cook.

Isla Henderson, de las Pitcairn británicas en el Pacífico

Isla Henderson, de las Pitcairn británicas en el Pacífico

Y es que, para su desgracia, está casi en el centro del Remolino del Pacífico Sur, una corriente oceánica circular que reúne la basura de origen humano proveniente de Sudamérica y la que dejan las flotas pesqueras.

Según la doctora Jennifer Lavers, de la Universidad de Tasmania, esas partículas plásticas representan un peligro para numerosas especies animales en su alimentación,  y en su desplazamiento, al erigir barreras que, por ejemplo, impiden a las tortugas, alcanzar las playas y reducen la diversidad de invertebrados del litoral.

“Estamos a punto de arribar al momento en que el pescado que consumimos estará repleto de plástico”, alertó el príncipe Carlos de Inglaterra, ecologista militante.

Ballena murió intoxicada por plástico

Ballena murió intoxicada por plástico

Algunos testimonios han sido impactantes. Como la joven que al regresar de una expedición marítima halló en su sangre 29 de las 35 sustancias tóxicas proscritas por la ONU, y la desaparición del 90% de los tiburones, denunciada por la oceanógrafa Sylvia Earle.

Pero, también, fueron planteadas soluciones. Como la llamada economía circular, propuesta por la navegadora Ellen MacArthur, para fabricar objetos reutilisables y limitar la contaminación, que recibió favorable acogida de multinacionales como la Coca Cola, PepsiCo y Unilever, comprometiéndose a producir únicamente embalages reciclables o compostables al horizonte del año 2025; la inversión anunciada por la empresa química Borealis AG para eliminar las minúsculas pelotas plásticas que sirven de base a sus productos y son ingeridas fácilmente por los peces, o el fondo de investigación que en breve creará el coloso estadounidense Dow Chemical.

Basura plástica

Basura plástica

Y en lo que toca precisamente al Viejo Continente, la UE se ha comprometido a suspender desde el fin de diciembre el uso de vasos plásticos en todos sus locales y reuniones oficiales y Francia anuncia la prohibición antes de tres años de hisopos, vajillas desechables y cosméticos exfoliantes, que contienen bolitas de plástico microscópicas.

Pequeños pasos, en fin, a veces de efectos muy limitados, que no deben distraernos del objetivo, fijado con claridad por Frans Timmermans, Vicepresidente de la Comisión Europea, de que no es un problema de tecnología o dinero sino de conocimiento y de cambio colectivo de las conductas y la gobernabilidad.

Varsovia noviembre 2017.

 

 

Share Button