Un baño de algas en playa de China

Share Button

1373021711_529163_1373021778_album_normal

El mayor florecimiento de algas registrado en China hasta la fecha ha teñido el mar Amarillo de color verde, un fenómeno que puede estar relacionado con la contaminación procedente de la agricultura y la industria.

Los funcionarios de la ciudad de Qingdao han estado utilizando excavadoras para retirar 7.335 toneladas de algas de las playas, según la agencia de noticias Xinhua.

En los últimos seis veranos, el fenómeno se ha convertido en un acontecimiento anual en la región. El florecimiento de este año, sin embargo, ha alcanzado los 28.900 kilómetros cuadrados, el doble que la mayor floración registrada anteriormente, en 2008.

1373021711_529163_1373022185_album_normal

Esta alga, llamada Enteromorpha prolifera, no es tóxica para los seres humanos o animales. Sin embargo, la alfombra verde que hay en la superficie marina puede cambiar dramáticamente la ecología del hábitat que se encuentra por debajo de ella, ya que bloquea la entrada de la luz del sol y chupa el oxígeno del agua, sofocando la vida marina.

Las algas se alimentan en abundancia de nutrientes que se encuentran en el mar. La doctora Brenda Parker, investigadora del proyecto EnAlgae y de la Universidad de Cambridge, dijo que el florecimiento chino puede estar relacionado con la contaminación industrial.

1373021711_529163_1373022284_album_normal

“La floraciones de algas suelen seguir una descarga masiva de fosfatoso nitratos en el agua. Ya se trate de la agricultura, aguas residuales sin tratar o algún tipo de planta industrial que está descargando basura en el agua”, dijo.

La reciente proliferación de las algas apunta a un cambio dramático en el ecosistema, que probablemente no es natural.

1373021711_529163_1373021813_album_normal (1)

“Seguramente esto es un indicador de que hay algo que puede estar un poco desequilibrado”, dijo Parker.

Parker comparó el florecimiento en China con el que se dio en 2009 en la costa británica, como ejemplo similar de propagación de algas inducido por la actividad humana.

Fuente: © The Guardian.

Share Button