Tributo a Steve Jobs: una vida ejemplo de “resiliencia”

Share Button

Un 24 de febrero de 1955  nació  Steve Jobs. Hoy estaría celebrando un nuevo cumpleaños.

Foto cortesía de http://reescrituras.com

Foto cortesía de http://reescrituras.com

“Estoy convencido de que la mitad de lo que separa a los emprendedores exitosos de los que no triunfan es la perseverancia“. Steve Jobs

«La única manera de hacer un trabajo genial es amar lo que haces. Si no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan. Al igual que con todos los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren». Steve Jobs

Perseverante en su búsqueda personal:

Creemos que es un ejemplo de resiliencia porque su vida estuvo plena de retos y vivencias que en lugar de estancarlo, mas bien lo impulsaron a nuevos rumbos y a abrir caminos creativos incluso para la humanidad.

Steve Jobs nació en San Francisco en febrero de 1955 y, como sus padres eran estudiantes y no estaban casados, fue dado en adopción una semana después de nacer. Fue adoptado por Paul y Clara Jobs, que se mudaron a Mountain View, California, una ciudad rural que se convirtió en sede de Silicon Valley, el “paraíso de la electrónica y la informática”, donde tienen hoy su sede las principales empresas tecnológicas del mundo.

Jobs desencantado con el sistema educativo dejó los estudios después de estudiar sólo un semestre en la universidad en Red College, Oregón, pero no por eso se sintió frustrado, tomó un camino alternativo y siguió asistiendo a clases de caligrafía, cuyo aprendizaje fue clave para sus triunfos posteriores. Sabía que algo mas le esperaba, ahorro algo de dinero de su primer trabajo en la compañía Atari y dejó el trabajo para irse a la India “en busca de iluminación”.

Sin alardes y con mucha visión:

En 1975 fundó, junto a Steve Wozniak, Apple Computer Inc. Comenzaron en el garaje de sus padres armando computadoras a mano. Al poco tiempo la empresa dio un salto gigantesco, y en 1983 Apple ya había entrado en el Fortune 500, ocupando el puesto 411, el ascenso más rápido de una compañía en la historia empresarial. 
Aprovechó el “fracaso” para abrirse a nuevos éxitos:

Jobs fue destituido de Apple en 1985, pero pronto se convirtió en director ejecutivo de otra gran compañía, Pixar. Con Jobs a la cabeza, Pixar produjo las películas de animación Toy Story (el primer largometraje generado completamente por computadora) y Bichos. “La gente ya no lee a Herodoto ni a Homero a sus hijos, pero todos ven películas”, digo Jobs en unas declaraciones a la revista Time.

Abierto a la innovación y creatividad

Cuando volvió a Apple en 1997, reorganizó la compañía y se puso a trabajar en nuevos equivos, creando el iMac, luego los portátiles iBook y finalmente el reproductor iPod. En 2007 volvió a revolucionar el mercado con su teléfono iPhone, y en 2010 dejó al mundo boquiabierto con la tableta iPad.

Sin miedo a los cambios:

Jobs aseguró en cierta ocasión a un periodista que admiraba a Bob Dylan y a Pablo Picasso porque ambos siempre “estaban arriesgándose a fracasar”.

Share Button