¡Mi reino por un castor!

Share Button

MIRAMUNDO Por Gabriel Rumor, corresponsal internacionalcastores3

La situación de emergencia en Inglaterra por las lluvias torrenciales de los últimos tiempos fueron de una magnitud suficiente para que el Primer Ministro David Cameron lanzase un SOS a la Comunidad Europea y brotaran iniciativas tan originales como la de una asociación de defensa animal que propone la reintroducción de castores en los ríos para detener la crecida incontrolable de sus torrentes.

En aquel momento La Tribune de Geneve reportó que después de un mes de pluviometría excepcional tuvieron que apelar a los servicios del ejército y gastar una fortuna en el drenaje de los ríos, para afrontar una campaña mediática y la protesta ciudadana que denuncian el laxismo y la indiferencia del gobierno ante las pavorosas inundaciones.

OTRO TEMPORAL AMENAZA CON EMPEORAR LAS ZONAS INUNDADAS EN INGLATERRA

Es allí donde podría ser utilísimo el apoyo de estos pequeños ingenieros, al derribar bosques enteros con su dentadura poderosa y crear barreras naturales contra la erosión, que frenan el flujo de las aguas y evitan el fenómeno de las crecidas repentinas.

El presidente de la asociación inglesa de mamíferos señala que la acción humana explica en gran medida la catástrofe que sacudió al país en esta temporada invernal, porque el sistema de canalizaciones disminuye la capacidad natural de los suelos para absorber y retener el agua que, entonces, se desparrama a gran velocidad de las alturas hacia las tierras planas.

castores1

Y lo que él propone es llamar al rescate a esos animalitos, más económicos y de una eficiencia indiscutible porque, según afirma, los estudios realizados demuestran que las zonas donde ellos viven absorben cuarenta veces más agua que aquellas de donde están ausentes.

Una mala noticia es que vastas poblaciones de castores han desaparecido en el Reino Unido desde el siglo XVI, cuando su piel comenzó a ser apetecida de los cazadores y, con el auge de la agricultura, se los exterminó para proteger las tierras y la pesca ribereña; y la buena es que se ha comenzado ya a discutir en Escocia y el país de Gales la conveniencia de su reimplantación.

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Que se realizaría en sitios remotos, distantes de las zonas urbanas y las explotaciones agrícolas, para evitar, precisamente, los efectos colaterales negativos de la voracidad de esos roedores.

Varsovia, abril 2014.

Share Button