La Tierra casi desapareció en el 2012

Share Button

MIRAMUNDO, por Gabriel Rumor, corresponsal internacional

tormenta-solar-mit

Nuestra civilización estuvo en peligro de desaparecer hace apenas dos años, por una  tempestad solar colosal que hubiera podido perturbar todos los circuitos eléctricos del planeta y devolvernos al siglo XVIII, revela un informe de la NASA recogido por la Tribune de Geneve.

El fenómeno que tuvo lugar el 23 de julio de 2012 fue el más potente después de siglo y medio y nos salvamos por un pelo, porque una semana antes hubiese encontrado a nuestro planeta en la propia primera línea.

Tormenta-solar

Sólo en 1859 se había registrado algo de semejante magnitud y la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos calcula que su impacto habría significado pérdidas por 2 mil millardos de dólares y causado daños nunca antes vistos.

Y esto porque, según el diario, ese tipo de tormentas que nacen en la superficie del Sol y proyectan plasma ionizado a grandes velocidades en el espacio, pueden afectar las redes energéticas e interrumpir las telecomunicaciones, la Internet y los transportes aéreos; es decir todo lo que sobre el globo terráqueo funciona gracias a la electricidad.

0714-eyeccion

Hubiésemos vuelto, literalmente, al tam-tam africano y las señales de humo del cacique Toro Sentado, redescubierto el placer de viajar en las hermosas carabelas y ¡oh bendición! erradicado del panorama los teléfonos móviles que amenazan con sepultar la relación personal de los seres humanos.  

viento solar

Los vientos solares cargados de poderosas radiaciones que resultan de esas emanaciones provocan tempestades geomanegnéticas y, de acuerdo a un artículo del físico Pete Riley en la revista Space Weather, existe un 12% de riesgo de que una tempestad solar semejante nos zarandee en el próximo decenio

Varsovia septiembre 2014.

Share Button