Inversión de los polos magnéticos de la Tierra: ¿apocalíptico regreso a la Edad de Piedra?

Share Button
ESA estudia los campos magnéticos de los polos, mediante los satélites Swarm. Foto ESA

ESA estudia los campos magnéticos de los polos, mediante los satélites Swarm. Foto ESA

En su sección de Ciencia, el diario ABC de España informa que durante los últimos años, el campo magnético terrestre se ha debilitado y el norte ha cambiado de posición. Una inversión completa ya ocurrió hace 780.000 años y es posible de nuevo, pero ahora podría dañar nuestros sistemas eléctricos y de comunicaciones. ¿Nos encontraremos entonces de vuelta a la Edad de Piedra?

El campo magnético terrestre es fundamental para la vida en el planeta, ya que desvía el peligroso bombardeo de partículas cargadas y radiación procedente del Sol y del espacio profundo. Pero varias misiones científicas desde 1980 han demostrado que este escudo se está debilitando, lo que podría ser un indicio de que los polos norte y sur magnéticos han comenzado el proceso de inversión, algo que ha ocurrido en múltiples ocasiones a lo largo de la historia de la Tierra.

Aunque se tarda normalmente miles de años en completar estas inversiones, si el campo magnético se debilitara más podría dejarse notar afectando a los satélites en órbita y al suministro y los sistemas eléctricos en tierra. La Agencia Espacial Europa (ESA) explica que este fenómeno ocurrió hace 780.000 años, pero los hombres de las cavernas no tenían redes de telefonía móvil, de GPS o suministros de electricidad. Si se produjera una inversión de los polos, todos esos sistemas de los que nuestras sociedades tan tecnificadas dependen terriblemente podrían sufrir serios daños.

Satélites Swarm para monitorear los campos magnéticos de los polos

Satélites Swarm para monitorear los campos magnéticos de los polos

La agencia espacial puso en órbita el pasado día 22 la misión Swarm, integrada por tres satélites, que monitorizará durante cuatro años el campo magnético terrestre, desde las profundidades del interior de nuestro planeta a las capas superiores de su atmósfera.

Los satélites Swarm proporcionarán gran cantidad de información sobre el funcionamiento del escudo magnético. Los dos satélites que están más abajo volarán en formación, en pareja, separados unos 150 Km (10 segundos) sobre el ecuador y a una altitud inicial de 460 Km, mientras que el satélite superior se elevará hasta ocupar una órbita a 530 km de altitud. Tomarán medidas precisas para evaluar el debilitamiento actual del campo magnético, y averiguar si contribuye al cambio global.

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20131126/abci-inversion-polos-magneticos-tierra-201311261155.html

Share Button