Homenaje a la señora Rosa Pereira, protectora ecológica de Filas de Mariche

Share Button

Una de las mas comprometidas protectoras del Embalse La Pereza, ubicado en Filas de Mariche, Petare, Municipio Sucre, era la señora Rosa Pereira, quien falleció el pasado 21 de septiembre, dejando un  gran vacío en la comunidad del Sector Monseñor Arias de esta populosa barriada de Petare.

La señora Rosa Pereira

La señora Rosa Pereira

Sus vecinos la querían muchísimo, no solo porque se dedicó de lleno a proteger la naturaleza y el embalse, sino porque era una mujer ejemplar como madre, vecina, amiga de todos, una gran creyente y devota de la religión católica.

Desde la iglesia también se destacó por sus obras sociales, apoyando siempre a los mas necesitados, colaborando con los sacerdotes para que las fiestas religiosas de la comunidad tuvieran realce y nunca decayeran a pesar de la crisis.

La señora Rosa, como todos le decían, era una gran luchadora comunitaria, sin intereses egoistas, ni ideológicos, siempre sumando a todos para resolver los problemas comunes y asistir a quien lo estuviera solicitando, especialmente en estos tiempos de tantas necesidades y carencias.

La señora Rosa, una ciudadana ejemplar

La señora Rosa, una ciudadana ejemplar

Pero por encima de todo, Rosa Pereira fue una gran defensora de la naturaleza, por eso queremos rendirle tributo desde Planeta Vital, aunque no la conocimos personalmente, tenemos el testimonio de sus vecinos y de los empleados de la Alcaldía de Sucre, en especial de Gerardo Perichi, quien nos hizo llegar esta reseña hecha por Norma Mujica, vecina de la comunidad de Monseñor Arias, que queremos compartir con nuestros lectores.

Gente como Rosa Pereira son esos héroes anónimos que no aparecen en las redes, ni hacen mucha publicidad de sus acciones, mas son los verdaderos promotores de una mejor Venezuela, con su labor callada y de generosa entrega voluntaria.

La señora Rosa siempre se ocupó de prteger el Embalse La Pereza, ahora en condiciones críticas

La señora Rosa siempre se ocupó de prteger el Embalse La Pereza, ahora en condiciones críticas

Honor a la señora Rosa y que su legado comunitario perdure, que sus vecinos y su familia continúen construyendo ciudadanía responsable para el desarrollo sustentable del  sector y que se sumen todos a la causa ecológica que ella con tanto esfuerzo defendió.

Aquí les dejamos el texto escrito  por Norma Mujica:

“Para quienes fuimos afortunados en conocerle, solo la llamábamos la señora Rosa,
pero era mucho mas que un simpre nombre, era esposa, madre, amiga, vecina, devota
catolica,  preocupada por sus semejantes, auxiliadora de la iglesia, incansable,
participadora esforzada luchadora comunitaria, en fin se le reconocerá por tantos
calificativos que la llevaron a destacar dentro de la comunidad  que sera dificil
no darse cuenta de su presencia, ahora ¿quién se prestará de forma dedicada a las
fechas religiosas?, actividades en las cuales siempre estuvo presente con Fe y Devocion,
o ¿cuántos de nosotros, miembros de la Comunidad de Monseñor Arias, estaríamos dispuestos
a prestar de nuestro tiempo y dedicación en la eterna preocupacion por los problemas de
nuestra comunidad?, ¿quién se avocara a la cotidiana faena del bienestar de los mas necesitados?,
y su eterna lucha una, tarea que siempre le obsesionaba de la mejor manera, El Embalse la Pereza.
Alguien escribio Monseñor Arias  quedó huerfano y creo que no se equivocó en tal afirmación,
puesto que esto mismo sin temor a equivocarme representaba para este Sector, ahora solo nos queda recordarle, extrañarle y pedir por que allí donde se encuentre Dios la ocupe en cuidarnos desde donde esté, para que contemos con una Madre que desde el cielo vele por nuestra comunidad y Venezuela.

Hasta luego Señor Rosa… hasta siempre”

Share Button