El venezolano Rubén Limardo, Campeón Olímpico, primero lo soño

Share Button

La alegría del triunfo. Foto cortesía Meridiano

Su historia, un ejemplo de resiliencia.

Rubén Limardo nació el 3 de agosto de 1985 en Ciudad Bolívar, se inició en la esgrima a los 7 años en el salón de armas Jesús Gruber, teniendo a su tío Ruperto Gascón como entrenador hasta el día de hoy.

¿Quiéren saber por qué es ejemplo de resiliencia?

Juegos Panamericanos Rio 2007 el 16 de julio de 2007 con el medallista de oro Ruben Limardo.Créditos: EFE / Sebastiáo Moreira / Archivo Cadena Capriles

La historia de Rubén lo es,  al principio peleaba en florete con su mano derecha, pero una fractura sufrida en esa mano montando patineta a los 12 años lo obligó a cambiarse a la izquierda y seleccionar la espada como instrumento de competencia, que es más pesada, rígida y de hoja triangular. Su vida ha estado marcada por pruebas a superar, que de no tener una personalidad resiliente es probable que, como muchos otros, se hubiera quedado atrás, pero el no, el continuó forjando su sueño, apoyado por su familia.

Fue campeón mundial juvenil de la temporada 2004-2005. En los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007 conquistó la medalla de oro al derrotar al cubano Andrés Carrillo 11-10. En los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 logró la medalla de plata en individual y por equipos.

Abraza emocionado a su tío y entrenador Ruperto Gascon. Foto AP

Rubén Limardo el 1 de agosto de 2012 cambia la historia olímpica de Venezuela, al ganar la medalla de oro en su especialidad en los Juegos Olímpicos de Londres. El muchacho de Ciudad Bolívar derrotó en la final  al noruego Bartosz Piasecki, con marcador de 15-10.

Foto Cortesía de AP

Pasaron 112 años desde que el espadachín cubano Ramón Fonts ganara oro en la esgrima de los Juegos de París-1900 y 44 años desde la hazaña del boxeador venezolano  Morochito Rodríguez, para ver a este venezolano montarse en el primer lugar del podio Olímpico.

AFP PHOTO / TOSHIFUMI KITAMURA

Como el mismo lo explicó emocionado frente a las cámaras, fue su madre Noris Gascon,  fallecida en 2010, quien lo ha inspirado día a día, sus consejos, su visión de triunfo lo mantuvieron enfocado hacia su sueño que es ser Campeón Olímpico, “Siempre imagino que ella está conmigo, para mí siempre está ahí, cuando me salgo de concentración, recuerdo lo que siempre me decía para recuperar la concentración necesaria y hoy la vi allí frente a mi apoyándome”.

Rubén Limardo Gascon, Campeón Olímpico Londres 2012

Todos los venezolanos sentimos una inmensa emoción al escuchar el Himno Nacional de Venezuela y presenciar al joven Rubén Limardo Gascón recibir su medalla de Campeón Olímpico.

Este valioso ser humano enriquece la ecología psicosocial con su vida ejemplar, por eso nos referimos con frecuencia a las acciones positivas no sólo sobre la naturaleza, sino todo aquello que contribuye a que los ecosistemas y sus redes inteligentes se armonicen y gestionen a favor del Planeta y en este caso especialmente de Venezuela.

Bendiciones a Rubén Limardo, a su familia, sus entrenadores, sus patrocinadores y a todos aquellos que han sumado su esfuerzo para que hoy sea parte de la historia deportiva y motivacional no sólo de Venezuela sino de Latinoamérica.

Share Button