De Finlandia para Venezuela

Share Button
Katariina Vuorinen en la naturalza

Katariina Vuorinen en la naturalza

Nuestra invitada el fin de semana es la poeta finlandesa  Katariina Vuorinen, quien estuvo recientemente de visita en Venezuela, en el programa nos deja escuchar su poesía y sus impresiones sobre la hermosa naturaleza de Finlandia.

Recuerden sintonizar Planeta Vital por el Circuito Unión Radio, audio en vivo de www.unionradio.net, canal 980 de Directv. Sábado 9:30 pm y domingo 10:30 am.

Katariina Vuorinen fue Presidente de la Unión de Escritores de Finlandia Central. Tiene una Maestría en Filosofía y Literatura. Libros: Edith suuteli minua unessa (Edith me dio un beso en su sueño, 2001). Kylmä rintama ( frente frío , 2006) y Rouvien ja lintujen talo ( Casa de las mujeres y los pájaros 2010 ). Uudenvuodenlaki, 2015. Ha sido traducida a 12 idiomas.

 Katariina Vuorinen

 

Katariina nos habla sobre las majestuosas auroras boreales que se observan con frecuencia en esta época del año en Finlandia, también de la relación entre la creación poética y los cambios de estaciones, que en esas latitudes son muy marcados.

Aurora boreal foto Muonio_6744-a.jpg

Aurora boreal foto Muonio_6744-a.jpg

Finlandia dispone de excelentes condiciones para convertirse en un modelo mundial de protección ambiental. La información detallada y diversa del medioambiente y la alta capacidad tecnológica, forman la base de su eficaz política medioambiental. Las condiciones para la protección se ven potenciadas por recursos suficientes, una baja densidad poblacional y una naturaleza que se ha mantenido bastante pura.

Los bosques cubren un 70% de la superficie de Finlandia, o sea más que en ningún otro país de la UE. Hay 1,7 millones de hectáreas de bosques estrictamente protegidos. En los bosques comerciales el crecimiento anual es claramente superior al volumen de madera cortada.

Foto Finnish Tourist Board Pekka Luukkola

Foto Finnish Tourist Board Pekka Luukkola

Son muchos los países cuyo símbolo nacional es un animal o un pájaro, pero en el caso Finlandia, siempre tan apegada a la naturaleza, los símbolos son siete e incluyen un pez, un árbol e incluso un insecto.

Estos siete magníficos símbolos naturales llegaron a ser lo que son gracias a varias votaciones populares que se llevaron a cabo en los años 80 y 90 -antes de la llegada de las votaciones online- y en las cuales participaron miles de votantes por vía postal.

Foto Oficina de Turismo de Finlandia Hannu Hautala

Foto Oficina de Turismo de Finlandia Hannu Hautala

“Estos siete símbolos naturales están unidos a la mitología finlandesa, las tradiciones nacionales y la cultura popular de varias maneras, todas ellas muy interesantes”, añade. Muchos de ellos ya han sido exhibidos con orgullo en sellos de correos, logos de organizaciones, así como en los billetes y monedas finlandesas anteriores al euro, explica Terho Poutanen, antiguo encargado de publicidad de la Oficina Finlandesa para la Conservación de la Naturaleza. La asociación organizó varias de las votaciones en colaboración con socios científicos, empresariales y medios de comunicación.

El animal nacional de Finlandia es el oso pardo.

Oso pardo foto Tim Bird

Oso pardo foto Tim Bird

La presencia de los osos es preeminente en la mitología finlandesa, incluyendo la epopeya folklórica nacional El Kalevala. Los antiguos pueblos finoúgricos consideraban al oso como un animal digno de temor, pero al mismo tiempo totémico y respetado. Para los finlandeses sigue siendo “el rey del bosque”, también en la actualidad.

El ave nacional de Finlandia: el cisne cantor

Cisne cantor. Foto Jari Peltomaki NaturaGate

Cisne cantor. Foto Jari Peltomaki NaturaGate

El cisne cantor (Cygnus cygnus) es un ave salvaje del norte, elegante y de plumaje blanco inmaculado, que aparece frecuentemente en la cultura y en el folklore finlandés, desde la epopeya El Kalevala hasta las composiciones de Jean Sibelius.

El muguete es la flor nacional finlandesa.

Muguete Foto Jouko Lehmuskallio NaturaGate

Muguete Foto Jouko Lehmuskallio NaturaGate

El muguete (Convallaria majalis) fue elegido flor nacional porque sus atractivas y aromáticas flores son muy queridas por la mayoría de los finlandeses. Estos delicados racimos de campanillas blancas florecen cada año a principios de verano en territorios húmedos, parques y jardines de casi todo el país.

El árbol nacional finlandés es el abedul

Abedul Foto Jouko Lehmuskallio NatureGate

Abedul Foto Jouko Lehmuskallio NatureGate

El abedul llorón (Betula pendula), con su llamativa corteza blanca, sus frondosas hojas verdes y la elegancia con la que se inclinan sus ramas, es tal vez el más bello de los árboles oriundos de los bosques finlandeses, así que no es de extrañar que fuese declarado vencedor en las votaciones para elegir el árbol nacional, en 1988.

El pez nacional finlandés: la perca

Perca Foto Jouko Lehmuskallio

Perca Foto Jouko Lehmuskallio

Con sus rayas oscuras y sus aletas de brillante color rojo, la perca (Percha fluviatilis) es sin duda alguna el pez más familiar y sencillo de reconocer en las aguas finlandesas. Algunos peces bien conocidos prosperan en aguas marinas, más saladas, en ríos salvajes o en las aguas puras e impolutas de los lagos árticos, mientras que la humilde perca abunda en estanques, lagos, ríos y aguas costeras, a lo largo y ancho de Finlandia.

La piedra nacional finlandesa: el granito

Granito Foto Karen Siren Lehtikuva

Granito Foto Karen Siren Lehtikuva

El granito fue elegida piedra nacional finlandesa a través de una votación postal llevada a cabo por el Centro Científico Heureka de Finlandia en 1989. Los afloramientos de lecho de roca gris o rosácea, de dos mil millones de años o más de antigüedad, pueden apreciarse en casi todas las regiones del país.

El insecto nacional finlandés: la mariquita de siete puntos

Mariquita Foto Baerchen

Mariquita Foto Baerchen

La mariquita de siete puntos (Coccinella septempunctata) fue elegida como insecto emblemático a través de una votación promovida por una popular revista para amantes del mundo animal. Se trata de una atinada elección que no hace sino aumentar el interés por los bichos, ya que este dulce insecto que con tanta confianza se deja ver, ni pica ni muerde, y cualquiera puede tomarlo en sus manos para observarlo sin miedo.

Fuente:  http://finland.fi/

Share Button