APRENDER DE LOS ANIMALES

Share Button

 por Gabriel Rumor

No pocos vacacionistas habrán regresado a sus hogares, este verano, con el auxilio del GPS y el aparataje electrónico que reemplaza en los seres humanos a los recursos  innatos y ancestrales de las especies naturales, presuntamente inferiores.

Aves orientadas por la luz polarizada

Aves orientadas por la luz polarizada

En las aves, igual que en los teléfonos, minúsculos acelerómetros miden pequeños movimientos y rotaciones para facilitar la orientación, a base de magnetómetros conectados con el campo magnético del planeta; pero los volátiles guardan un as en la manga: la luz polarizada.

En el GUARDIAN, el doctor Daniel Glaser, Director de la Galería Científica del King´s College de Londres, refiere que si bien las ondas luminosas del sol vibran en todas las direcciones, son polarizadas por la manera en que se dispersan por la atmósfera, que las alinea en un eje único cuya diferencia no puede ser captada por el ojo humano ni las cámaras móviles, pero si por las aves. Sobre todo al amanecer y el ocaso en primavera y otoño, cuando la polarización es más fuerte en una banda que discurre mas o menos de norte a sur, permitiéndoles recalibrar sus compases.

Aves vuelan en grupo por orientación

Aves vuelan en grupo por orientación

Y si bien el GPS nos da una ventaja porque los plumíferos pueden detectar constelaciones, pero no satélites, parece que aquellos, de ñapa, se guían por el olfato para seguir señales en la superficie,

Y, aquí en el mar, un informe de la revista CURRENT BIOLOGY, revela una curiosa característica  adicional de la serpiente cabeza-de-tortuga, conocida porque procrea de manera vivípara y por moverse chapoteando en lugar de reptar.

Serpiente cabeza de tortuga-Emydocephalus-annulatus

Serpiente cabeza de tortuga-Emydocephalus-annulatus

Es una especie común en las aguas de la Gran Barrera de Coral de Australia, desde el mar de Timor a la región sudoccidental del Océano Pacífico , las Filipinas y la Nueva Caledonia.

Durante años, los investigadores habían notado que las serpientes acuáticas en proximidad de actividades humanas tenían una piel azabache, mientras que las otras en aguas más prístinas son manchadas o anilladas y ahora el profesor Richard Shine, de la Universidad de Sydney ha concluído que la variación ayuda a los reptiles a sobrevivir a un medio crecientemente contaminado.

Serpiente acuática

Serpiente acuática

Así como las mariposas nocturnas pasaron de manchadas a negras durante la Revolución Industrial europea por el polvo de carbón –ha explicado el experto australiano- las serpientes habrían ahora desarrollado esa piel oscura, más que por camuflaje, como una trampa que retiene metales pesados como zinc, arsénico y niquel, cada día más invasivos en el ambiente marino, para arrojarlos, después, cuando cambia de piel.

Varsovia, septiembre 2017.

Share Button